top of page

Guerra S.A.

La privatización en los conflictos armados se reducía a la contratación de empresas ajenas a las Fuerzas Armadas para que proporcionaran una serie de servicios externalizados. Estos estaban relacionados con tareas logísticas, de control de accesos en bases, proporcionar algunas capacidades específicas y muy especializadas y vuelo de plataformas de apoyo. Sin embargo, la empresa Black Water cambió el concepto de privatización llegando más allá de lo que se había realizado hasta ese momento. Su actuación en Irak y Afganistán marcó un antes y un después en las empresas privadas de seguridad.


Si Black Water supuso un cambio paradigmático en este tipo de compañías, Wagner, la empresa rusa contratada por Vladimir Putin, fue mucho más allá. Por primera vez, grupos de mercenarios sustituían a las Fuerzas Armadas convencionales en combate regular. La violencia, técnicas, tácticas y procedimientos desplegados por sus contratistas vulneraban la legislación en los conflictos armados, por lo que la controversia estaba más que servida.


Francisco Rubio Damián, coronel en la reserva, ha escrito el libro titulado Guerra S.A. que ahonda en esta materia para aclarar conceptos. Nos adentramos con él en la historia más reciente para conocer el nacimiento de las principales compañías de seguridad y las circunstancias que han rodeado su trayectoria.



7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page